Blogia

Dolphins Life*

APRENDIZAJE

Muchos científicos se han concentrado en investigar la transmisión cultural de comportamiento de madre a hijo, pero nuevas investigaciones han revelado algunos sorprendentes resultados. Ellos han notado que, durante el juego, los recién nacidos están mas predispuestos a copiarse y aprender de los delfines más cercanos a su grupo de edad.

Si nadan a través de anillos de burbujas o balancean trozos de kelp en sus colas, los jóvenes delfines incrementan la complejidad de sus juegos, por lo general cuando están en compañía de sus congéneres.



A pesar de la ausencia de manos, los delfines pueden usar también herramientas para resolver problemas. Los científicos han observado a un delfín lograr que una reacia anguila abandone su guarida empujándola con el espinoso cuerpo de un pez escorpión muerto. En Australia, los delfines nariz de botella ponen esponjas sobre sus picos como protección de las espinas de los peces piedra.


En cautiverio, los delfines son entrenados para realizar actos de circo con el objetivo de llevar a cabo espectáculos con estos animales. Los delfines dependen completamente de sus entrenadores para poder alimentarse. Esto otorga al entrenador un poder absoluto sobre los delfines.
Los entrenadores enseñan a los delfines que cada vez que realizan un truco correctamente, recibirán alimento. Mediante este sistema de recompensas, los delfines son entrenados para que naden sobre sus colas, mojen a la audiencia y ensayen grandes saltos. El entrenamiento tiene un efecto muy nocivo para los delfines. Mientras aprenden a realizar actividades antinaturales (esto es, que en estado salvaje no ejecutarían) como saltar a través de aros y jugar con pelotas, van olvidando sus comportamientos naturales

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

LA COMUNICACIÓN ENTRE LOS DELFINES.

LA COMUNICACIÓN ENTRE LOS DELFINES.

Todos los animales de una misma especie, se comunican entre sí. Las señales que emiten son reconocidas por sus congéneres. En los animales sociales dotados de un alto psiquismo, como los cetáceos, estos mensajes son múltiples.

En el caso de los delfines los más importantes son los de naturaleza táctil (toqueteos, caricias, en especial amorosas), visual (posiciones, saltos) y, por supuesto, auditiva. Por el contrario los cetáceos no tienen prácticamente olfato: sus conductos respiratorios poseen muy pocas células sensoriales, y los lóbulos olfativos de su cerebro están atrofiados.
Muchas especies de delfín viven en sociedades complejas. Para llevar la pista de las muchas relaciones que tienen en su gran grupo social, poseen un útil y eficiente sistema de comunicación. Los delfines usan una variedad de chasquidos y silbidos para mantenerse en contacto. Los sonidos emitidos por los delfines les sirven tanto para dirigirse como para intercambiar mensajes. Cuando el delfín quiere orientarse en aguas turbias o durante la noche, empieza por emitir sonidos de frecuencia baja, cuyos ecos le dan una idea del panorama general en el que va a evolucionar. Reciben los ecos de estas emisiones por un orificio auditivo minúsculo, cuya impermeabilidad durante las inmersiones está asegurada por un grueso tapón de cerumen.

 Actualmente, no hay evidencia de que los delfines tengan un lenguaje propio característico.

En el Laboratorio Marino Kewalo Basin en Hawai, Lou Herman y su equipo han desarrollado un lenguaje de señas para comunicarse con los delfines, cuyos resultados son notables. No solo hacen que los delfines comprendan el significado de palabras individuales, sino que también comprenden el significado de las palabras puestas en orden en una oración.

A pesar de habitar en un mundo muy diferente al nuestro, los delfines se desempeñan de manera brillante en nuestros "test de inteligencia".

ALIMENTACION

ALIMENTACION

Los delfines son depredadores activos y comen una variedad amplia de pescados, calamares y crustáceos. Los alimentos disponibles para un delfín varían de acuerdo a su localización geográfica.

Los adultos comen aproximadamente de un 4% a un 5% de su peso al día. Una madre que está amamantando come diariamente una cantidad cerca de un 8%. Su estómago se divide en compartimientos para la rápida digestión. El comportamiento de alimentación es flexible y adaptado al hábitat particular de un delfín y los recursos alimenticios disponibles; no mastican su alimento, usualmente tragan los pescados enteros, primero la cabeza para que las espinas dorsales de los pescados no se atasquen en sus gargantas. Parten pescados más grandes sacudiéndolos o frotándolos en el suelo marino.

Las estrategias de caza son variadas y diversas. Los delfines colaboran con frecuencia para la caza y captura de peces, pero también se alimentan de peces aislados. Para buscar peces más grandes, un delfín puede utilizar las aletas de su cola para golpear a un pez y sacarlo del agua, recuperando después a la presa atontada. Con frecuencia acompañan a los barcos camaroneros, alimentándose de los peces que caen accidentalmente en las redes empleadas para atrapar camarones.


Depredadores
:

Ciertas especies grandes de tiburones son depredadores de los delfines. Sus restos se encuentran a menudo en los estómagos de tiburones tigre, de tiburones oscuros y de  tiburones toro. Las orcas pueden cazar de vez en cuando delfines, pero los casos documentados son raros. Cuando un tiburón los ataca se defienden en grupo golpeándolo con el hocico hasta matarlo o lograr que huya.

 

TIPOS DE DELFINES MÁS COMUNES:

TIPOS DE DELFINES MÁS COMUNES:

DELFÍN COMÚN

El delfín común (Delphinus Delphi) habita en los mares cálidos y templados de todo el mundo. A veces nada cerca de la costa y también mar adentro, les gusta saltar fuera del agua y al sumergirse casi no levantan espuma, y acostumbran a jugar en la proa de los barcos.


DELFÍN COMÚN

Tiene un tamaño medio de 2 metros. Coloración: lomo gris oscuro, flancos con dibujo en forma de ocho tumbado, con la parte anterior de color amarillento y la posterior gris claro. Suelen tener manchas color ocre en la aleta dorsal.

Se alimenta de peces pequeños (merluza, sardina, bacaladilla, anchoa, jurel, bacalao, pescadilla, etc.) y cefalópodos. Alcanzan la madurez sexual hacia los 3-4 años. El ciclo reproductivo de la hembra dura de 1 a 2 años, con una gestación de 11 meses y lactancia durante unos 4 meses.

Su ritmo respiratorio es de unos 5 a 20 seg. y la duración máxima de inmersión de 8 min. La velocidad de crucero es de 3-5 nudos, pero puede alcanzar una velocidad máxima de 25 nudos. La profundidad máxima de inmersión se cree que es de unos 280 mts.



 

 

 

DELFÍN NARIZ DE BOTELLA O MULAR


DELFÍN MULAR O NARIZ DE BOTELLA

 

El delfín nariz de botella o mular (Tursiops Truncatus) se encuentra en mares de aguas cálidas o templadas, principalmente próximas a la costa y cercanas a las islas.

Muchos viven cerca de las costas de Cuba, Florida (EE.UU.) y del Golfo de México, pero también podemos llegar hasta Groenlandia, y hacia el sur hasta Australia y Nueva Zelanda.

Pueden nadar a una velocidad superior a los 30 kilómetros la hora. Cuando nada su aleta dorsal le ayuda a mantener el equilibrio, y las aletas anteriores le dirigen y le ayudan a frenar, al igual que la cola le sirve de propulsión.

Se alimentan diariamente con 6 ó 7 kilos de pescado, pero su plato favorito son los arenques y la caballa.

Cuando está completamente desarrollado mide de 2 a 3 metros y pesa de 135 a 225 kilos.




- DELFÍN DE AGUA DULCE

La gran mayoría de delfines viven en agua salada. Sin embargo existen unos pocos delfines de estuario y otros llamados "fluviales" que habitan en las aguas dulces de lagos y ríos.


DELFÍN ROSADO DEL AMAZONAS

Dentro de la familia de los delfines fluviales se reconocen 5 especies, tres que se encuentran en Asia y dos en Sudamérica.

El Bufeo o Tonina de agua dulce se encuentra en los ríos Amazonas y Orinoco. Estos delfines no son ciegos, pero utilizan la ecolocalización para conseguir alimentos.

En Asia podemos encontrar el Delfín del Indo, que se distribuye a lo largo del cauce del río del mismo nombre, al sur del Himalaya.

También en la India existe el Delfín del Ganges que tiene algunas características morfológicas que le distinguen del anterior. Estos delfines son prácticamente ciegos, de modo que utilizan la ecolocalización para ubicar peces y crustáceos en las aguas cenagosas.

 

- DELFÍN DE BANDERA BLANCA

EL delfín de "bandera blanca" es una especie prehistórica en peligro de extinción que habita en el río Yangtsé, en una reserva natural para evitar su desaparición. Es uno de los cuatro únicos delfines fluviales del mundo. Estos animales deben el nombre a su característica aleta dorsal.

Con casi 2,5 metros de largo y 120 kilos de peso, estos delfines de color pálido se hallan muy lejos de su ambiente originario, el Océano. Casi ciegos, emplean sus largos y sensitivos picos para tentar el fondo del lago en busca de peces. Cuando se asoman fuera del agua, su aleta dorsal sugiere la impresión de una bandera.


DELFÍN DE BANDERA BLANCA

La pesca incontrolada, el deterioro del medio ambiente y la construcción de presas y embalses son las principales causas de la disminución de la especie y algunos expertos alertaron incluso de que el animal podría desaparecer del planeta en 20 años.

Los últimos delfines de bandera blanca, que habitan la Tierra desde hace 25 millones de años, de no conseguirse su reproducción, la subespecie, emparentada con otros tres delfines fluviales del mundo, podría convertirse en el primer delfín extinguido de la historia debido a las actividades humanas, lo que provocaría un "hueco permanente" en la cadena animal.



- DELFÍN DE RISSO O GRAMPUS

El delfín de Risso (Grampus Griseus), vive en la costa norteamericana del Atlántico. De cuerpo robusto, la aleta dorsal puede llegar a medir 4,5 metros. Tiene la cabeza redonda, chata y carece de pico.


DELFÍN RISSO

Se alimenta principalmente de calamares y pulpos, pero también puede alimentarse de peces. Se cree que a los 3 metros de longitud aproximadamente, los machos alcanzan la madurez sexual, y que las crías al nacer miden cerca de 1,5 metros.

Se avistan generalmente en grupos de 3 hasta 50 individuos. Suelen verse viajando en compañía de otros cetáceos.

Pueden nadar a gran velocidad y realizar acrobacias, como saltar y golpear las aletas pectorales contra el agua, y no suelen nadar frente a las embarcaciones, sino al costado.

 

 

REPRODUCCION

REPRODUCCION

La edad en que un delfín alcanza la madurez sexual varía. En promedio, los machos alcanzan la madurez sexual cerca de los 11 años y las hembras entre los 5 y los 7 años. Los órganos genitales están ocultos tanto en machos como en hembras. Ambos sexos tienen un ombligo y una hendidura genital, pero las hembras también tienen una hendidura mamaria a ambos lados de la genital. Las hembras parecen ser sexualmente receptivas durante gran parte del año y son las responsables de iniciar el cortejo y el comportamiento de reproducción. No hay una temporada específica de reproducción en los delfines. Pueden reproducirse los 365 días del año. Momentos antes del acoplamiento, el macho frota con el hocico a una hembra. Puede también exhibir una postura curva en forma de "S" en la cual él levanta su cabeza y apunta con su cola hacia abajo.


La gestación de una delfín dura 12 meses y una vez nacido el bebé delfín se queda con su madre de 3 a 6 años.
Los partos tienen lugar generalmente en primavera. Las madres dan a luz en el agua, pero escogen regiones tranquilas del océano. Se alejan un poco del rebaño, aunque son ayudadas durante el parto por otras hembras (las tías).

 Como cualquier mamífero su primer alimento es la leche. Cuando la cría tiene hambre se acerca a la madre, que expulsa la leche en forma de chorro directo a su hocico. La cría tomará leche durante un año o más. La lengua de los delfines puede adoptar una forma "acanalada", lo que permite a las crías mamar impidiendo que se mezcle la leche materna con el agua salada.

 

Al menor peligro los machos acuden para defender a la madre y al recién nacido. Este sale del vientre de su progenitora con la cola por delante. La mayoría de las veces alcanza la superficie por sus propios medios para tomar la primera bocanada de aire.

La relación más íntima que tiene los delfines libres se da entre una madre y su cría. Estos nadan muy próximos el uno del otro, en una relación caracterizada por un profundo afecto. Algunos delfines se mantienen junto a su madre durante 5 años. En los acuarios, usted se encontrará con delfines que fueron arrancados de su madre y manada a edades muy tempranas. Estos animales jamás volverán a encontrarse con ellos.

En la naturaleza, la madre le enseña a su cría todo lo que debe saber: cómo utilizar el sonar, cómo evitar los predadores, dónde buscar comida, y cómo capturar peces. Otros comportamientos que aprenden los delfines mediante la imitación de sus congéneres son el buceo, saltar, remontar las olas, y comunicarse.

JUGANDO

JUGANDO

A los delfines también les gusta jugar en cautividad. Estos animales no se dejan domar, como otros animales de circo. Los juegos de pelota, saltos a través de aros, etc., que ejecutan para regocijo de los espectadores, los realizan por propio placer.

Los delfines mulares son particularmente propensos al juego, así como los comunes y los de flancos oscuros del Atlántico Sur. Las orcas (los mayores y más inteligentes de todos los delfines) son también muy juguetonas


 A los delfines gustan de hacer sus juegos lo más desafiantes que se pueda. Una ballena asesina bebe (las orcas o "ballenas asesinas" son una de las 35 especies distintas de delfines) aprendió el truco de atraer gaviotas a la superficie del agua con pescado. Cuando las gaviotas se posaban en el agua, la ballena asesina intentaba entonces capturarla en su boca, sin matarla.

Una vez que dominaba esta habilidad, hizo la tarea aún más desafiante para sí misma e intentó capturar a las gaviotas en su descenso, mientras estaban a más de un metro sobre la superficie del agua.

La cría de orca falló varias veces, pero insistió hasta que se perfeccionó en ello. Muy a menudo, eran las ingenuas gaviotas jóvenes las que eran atrapadas y arrojadas por ahí. El siguiente nivel de dificultad conllevaba intentar cazar a las gaviotas más experimentadas y mayores. Como en los niños humanos, la actividad, debía ser divertida.

Un hermoso día en 1997(en la costa sur de Brasil) observaron a un pequeño perro entrando al mar y nadando hacia los delfines. Para su sorpresa, los delfines se aproximaron al perro y luego comenzaron a lanzarlo por los aires. El perro parecía disfrutar del "juego" y continuó jugando con los delfines por más de una hora. Desde esa vez, diferentes perros fueron vistos tratando de interactuar con los delfines.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

RELACION DE LOS DELFINES CON LAS PERSONAS

RELACION DE LOS DELFINES CON LAS PERSONAS

Relación especial

Desde tiempos inmemorables los delfines han buscado acercarse al hombre y a través de su alargado y suave cuerpo que emite ondas ultrasónicas de distintos tipos producir inimaginables efectos en las personas que se atreven a sumergirse en la creencia de curación marina.

En relación con los niños, los delfines por ser niños también se sienten plenamente identificados con éstos y ofrecen un alto grado de confianza y comunicación cuando están cerca uno del otro. Aparentemente con los chiquillos los resultados son mayores y más notorios debido al predominio del pensamiento afectivo que los caracteriza, sin embargo, también jóvenes, adultos y ancianos sanos o enfermos son capaces de experimentar estas sensaciones y beneficiarse de ellas.

Terapia con delfines

La delfinoterapia está dentro de las técnicas empleadas en zooterapia, y funciona como un conjunto de procedimientos de rehabilitación física y emocional en el que los delfines como animales dóciles e inteligentes son la base fundamental para el tratamiento de múltiples trastornos del cuerpo y el espíritu.

Los cambios neurológicos y neuroquímicos que se generan en las personas, se traducen en diversos beneficios físicos, emocionales e intelectuales, tales como mejoras en el sistema inmunológico, mejoras en la coordinación motora, en el estado de ánimo, el contacto social, y en el lenguaje.

Muchos se preguntan ¿cómo pueden los delfines llegar al sistema nervioso de los hombres? La razón es que los humanos tienen un 80% de agua en su cuerpo y los sonidos de alta frecuencia que expresan estos cetáceos atraviesan el agua con facilidad, beneficiando el cerebro con sus suaves movimientos y sonidos relajantes.

Aunque el método de curación de la terapia con delfines está en el límite de la ciencia y la creencia, los especialistas aseguran que estas ondas ultrasónicas generan endorfinas que ayudan a mejorar la conexión entre las neuronas e incentivan el funcionamiento de ambos hemisferios cerebrales.

 

ANATOMÍA EXTERNA

ANATOMÍA EXTERNA

El delfín tiene un cuerpo liso, aerodinámico, fusiforme, adaptado para la vida en el ambiente acuático. Sus extremidades delanteras son las aletas pectorales, que tienen los elementos esqueléticos principales de las extremidades delanteras de los mamíferos terrestres, pero son más cortas y se han modificado. Las aletas pectorales se curvan por detrás levemente y apuntan a las extremidades. Utilizan sus aletas pectorales principalmente para dirigir y, con la ayuda de la cola, para frenar. El rostro del delfín es bien definido, parece que siempre están sonriendo, no obstante en su cara está fijada esa expresión, incluso cuando sienten dolor o peligro.

Los dientes son cónicos y están diseñados para agarrar el alimento, su número varía considerablemente entre individuos. La mayoría tienen de 20 a 25 dientes en cada lado de la quijada superior y de 18 a 24 en cada lado de la quijada inferior, un total de 76 a 98 dientes. Los ojos están a los lados de la cabeza, cerca de las esquinas de la boca. Las glándulas en las esquinas internas de las cuencas del ojo secretan una sustancia aceitosa que lubrica los ojos, quita los desechos, y ayuda al ojo de manera aerodinámica mientras nada. Esta lágrima actúa como película protectora de los ojos contra organismos contagiosos. Los oídos se sitúan a un lado de los ojos, son pequeñas y discretas aberturas, sin aletillas externas.

Un solo respiradero, situado en la superficie de la cabeza, está cubierto por una aleta muscular que proporciona un sello hermético. Los delfines respiran a través de su respiradero. Tienen un promedio de 2.5 a 2.7 metros y un peso entre 190 y 260 kilogramos. Las diferencias en el tamaño del cuerpo y dimensiones del cráneo están relacionadas con los diferentes hábitats y especies. Los machos adultos son ligeramente más largos que las hembras y considerablemente más pesados. Como los jóvenes, las hembras crecen aceleradamente hasta aproximadamente los 10 años de edad.

VIDA SOCIAL Y FAMILIA

VIDA SOCIAL Y FAMILIA

La vida en grupo proporciona, además, ocasiones de intercambio de frases, de informarse mutuamente de la situación, de pedir asistencia a los otros miembros del grupo en caso de enfermedad; como cuando un delfín viejo o herido será sostenido en la superficie por otros dos para que respire sin cansarse, etc.

Se sabe desde hace tiempo que estos animales no temen demasiado al hombre y que buscan su compañía. El delfín, amistoso de por sí, llega a caer en una entrañable inocencia, que le cuesta la muerte.

La familiaridad de los delfines con la especie humana es un hecho real. Cuando algún hombre se halla en peligro o herido, no dudan en ayudarlo.

En la naturaleza, los delfines pasan su vida en compañía de ejemplares del mismo tipo, formando grandes grupos altamente organizados llamados, manadas.

Las hembras de delfín son sexualmente maduras a los 4-5 años, mientras que los machos, aunque son fisiológicamente maduros a la misma edad, no cuentan con grandes posibilidades de lograr descendencia antes de los doce o trece años. Es entonces cuando se hacen los bastante fuertes para desafiar a los dominantes de una manada  y obtener un puesto junto a ellos.

Algunas manadas consisten de hembras con sus crías, otras de juveniles, los cuales, suelen abandonar las manadas de sus madres al alcanzar la madurez y forman las propias. Los delfines son criaturas muy inteligentes y especialmente sociables.
Pertenecer a una manada es muy importante para ellos, ya que, es donde encuentran seguridad, amor y compañerismo. Las manadas se mantienen unidas durante largos años. Los delfines cautivos son separados de su manada para siempre. A partir de su captura, los lazos sociales que durante tanto tiempo fueron muy estrechos, se rompen abruptamente
.

Tanto para el delfín capturado, que pierde a toda su familia, como para el resto de los delfines que sufren la pérdida repentina de un miembro de su familia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

HABITAT, DISTRIBUCIÓN Y MIGRACIÓN

HABITAT, DISTRIBUCIÓN Y MIGRACIÓN

Hábitat:

Los delfines habitan la zona pelágica (región oceánica en alto mar, incluida la plataforma continental desde la superficie hasta 200 metros de profundidad) así como en puertos, bahías, lagunas, golfos, y estuarios. El ecotipo costero parece estar adaptado a las aguas calientes y bajas. Su cuerpo más pequeño y aletas más grandes sugieren la disipación creciente de la maniobrabilidad y de calor.

 El ecotipo fuera de la costa parece estar adaptado a las aguas frías y profundas. Ciertas características de su sangre indican que este tipo se satisface mejor con la inmersión profunda. Su cuerpo más grande ayuda a conservar calor y a defenderse de los depredadores.

Distribución:

Se encuentran alrededor del mundo en aguas templadas y tropicales, estando ausentes solo a partir de 45 grados de los polos en cualquier hemisferio. En el Océano Pacífico se encuentran desde el norte de Japón hasta Australia y del Sur de California hasta Chile. También fuera de la costa en el Pacífico tropical, casi tan lejos como las islas Hawaianas.

En el Océano Atlántico se han encontrado delfines nariz de botella, desde Nueva Escocia hasta la Patagonia y de Noruega a África del Sur. Los delfines nariz de botella son la especie más abundante a lo largo de la costa de Estados Unidos a través del golfo de México.

Los delfines nariz de botella también se encuentran en el Mar Mediterráneo, y en el océano Índico desde Australia hasta África del Sur.

Migración:
Las variaciones en la temperatura del agua, los movimientos de los peces que les sirven de alimento y los hábitos alimenticios, pueden explicar los movimientos estacionales de algunos delfines hacia ciertas áreas. Algunos delfines de costa en latitudes más altas, muestran una clara tendencia a la migración estacional viajando hacia el sur durante el invierno. Los de aguas más calientes muestran movimientos estacionales menos extensos.

 

Bienvenido

Ya tienes weblog.

Para empezar a publicar artículos y administrar tu nueva bitácora:

  1. busca el enlace Administrar en esta misma página.
  2. Deberás introducir tu clave para poder acceder.


Una vez dentro podrás:

  • editar los artículos y comentarios (menú Artículos);
  • publicar un nuevo texto (Escribir nuevo);
  • modificar la apariencia y configurar tu bitácora (Opciones);
  • volver a esta página y ver el blog tal y como lo verían tus visitantes (Salir al blog).


Puedes eliminar este artículo (en Artículos > eliminar). ¡Que lo disfrutes!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres